Página principal

Inicio   Ayúdale a Caminar    Ciudad de la Música    Colabora    Agrupaciones Musicales    Contactar        Facebook


Georg Friedrich Haendel
Obras musicales del compositor: Georg Friedrich Haendel (216)
Clasificador Nº de obras
Ver todas
Barroco
 • Anatemas8
 • Arias29
 • Ballets4
 • Cantatas13
 • Conciertos para Órgano14
 • Conciertos para Trompeta1
 • Conciertos para varios Instrumentos11
 • Coros8
 • Marchas2
 • Motetes2
 • Música Incidental2
 • Música Instrumental1
 • Oberturas30
 • Odas4
 • Óperas22
 • Oratorios26
 • Pasiones1
 • Piezas para Violín1
 • Sonatas7
 • Sonatas para Cuerda9
 • Sonatas para Flauta6
 • Sonatas para Piano1
 • Suites1
 • Suites Orquestales2
 • Suites para Piano o Clave8
 • Te Deum1
 • Variaciones2

Georg Friedrich Haendel(1685-1706), nació en la ciudad de Halle, ubicada en el centro este de la actual Alemania. Su padre era barbero y cirujano de prestigio y había decidido que su hijo sería abogado, pero cuando observó el interés de Händel por la música, la cual estudiaba y practicaba en secreto, cambió de idea y se mostró dispuesto a pagarle los estudios de música. De esta forma, Händel se convirtió en alumno del principal organista de Halle, Friedrich Wilhelm Zachau, quien le enseñó a tocar el órgano, el clave y el oboe. A la edad de 17 años lo nombraron organista de la catedral calvinista de Halle.

Al cabo de un año, Händel viajó a Hamburgo, donde fue admitido como intérprete del violín y del clave en la orquesta de la ópera. Al poco tiempo, en 1705, se estrenó en ese mismo lugar su obra Almira y poco después Nero.

ITALIA (1706-1710)

Poco más tarde, insistiendo en su deseo de conseguir prestigio como compositor de ópera, marchó a Italia. Su primera parada fue en Florencia y en la primavera de 1707 viajó a Roma, donde disfrutó del mecenazgo tanto de la nobleza como del clero. En Italia compuso óperas, oratorios y pequeñas cantatas profanas. Su estancia en Italia finalizó con el éxito de su quinta ópera, Agrippina (1709), estrenada en Venecia.

HANOVER Y PRIMEROS AÑOS EN INGLATERRA (1710-1719)

En 1710, Händel regresa de Italia y se convierte en el director de orquesta de la corte de Hanóver. Un año más tarde se estrena su obra Rinaldo en Londres con un considerable éxito. En vista de ello, en 1712 Händel decide establecerse en Inglaterra.

DIRECTOR EN ROYAL ACADEMY OF MUSIC (1720-1728)

Allí recibe el encargo de crear un teatro real de la ópera, que sería conocido también como Royal Academy of Music. Händel escribió 14 óperas para esa institución entre 1720 y 1728, que lo hicieron famoso en toda Europa. En esta empresa tuvo el privilegio de contar con los servicios de varios de los principales virtuosos vocales de primera línea de la ópera italiana: el castrado contra-alto Senesino, las soprano Francesca Cuzzoni, Faustina Bordoni, y el bajo Montagnana, entre otros. La estabilidad económica de la empresa, la disposición de los prestigiosos solistas y de una excelente orquesta, así como el gran entusiasmo del público permitió a Händel llevar a la época de gloria de la Royal Academy que incluyó varias de las piezas cumbre de la ópera seria: Ottone y sobre todo Giulio Cesare,Tamerlano y Rodelinda, entre muchas otras.

El 11 de junio de 1727 moría de apoplejía Jorge I, pero antes de morir había firmado el "Acta de Naturalización" de Händel. El compositor era ya súbdito británico. Fue el momento de cambiar su nombre a «George Frideric Haendel». A Jorge I le sucedió Jorge II y para su coronación se encargó la música a Händel. Así nacieron los himnos «Zadok the Priest», «My Heart is Inditing», «Let Thy Hand be Strengthened» y «The King shall Rejoice». Las dimensiones de la orquesta y músicos requeridos eran extraordinarias (se pudo leer en un periódico «habrá 40 voces, y unos 160 violines, trompetas, oboes, timbales y bajos, proporcionalmente, además un órgano, que fue instalado detrás del altar»).

DUBLÍN Y LA CONSAGRACIÓN DEFINITIVA CON LOS ORATORIOS (1738-1751)

A partir de 1740, Händel se dedicó a la composición de oratorios, entre ellos El Mesías, que en el siglo XIX se convertiría en la obra coral por excelencia.

LA CEGUERA Y LOS ÚLTIMOS AÑOS (1752-1759)

En 1751, Händel perdió la vista mientras componía el oratorio Jephta. A comienzos de abril de 1759 se sintió mal mientras dirigía su oratorio El Mesías. Terminado el concierto, se desmayó y fue llevado presurosamente a su casa, donde se le acostó; nunca más volvió a levantarse. Händel murió siendo venerado por todos; fue sepultado con los honores debidos en la Abadía de Westminster, panteón de los hombres más célebres de Inglaterra. Su último deseo fue morir el Viernes Santo y a punto estuvo de cumplirse: falleció el 14 de abril de 1759, Sábado Santo.

* Información obtenida de Wikipedia.

Ayúdale a Caminar     Ciudad de la Pintura    Contactar


© copyright 2016 "Ciudad de la Música" | Todos los derechos reservados